Si lo vas hacer, hacelo con pasión

Written on: July 15, 2017

In: Motivation by Vero Fotografa y Viajera

pasion por la vida

Cuando miro el camino que tomó mi vida hasta el día de hoy me doy cuenta que todo lo que encaré, todo lo que hice fue con pura pasión y fé en mis proyectos.

Tengo 33 años, soy publicista y fotógrafa, pero hace 9 años que solo me dedico a la fotografía.

En el medio del camino hice otras cosas para volver con más pasión a la carrera que elegí.

Cuando estudiaba publicidad nos hicieron creer que la vida de los creativos publicitarios era lo más cool que te podía pasar… como soñadora que soy, soñaba y quería eso, así que allá por el 2006, con 23 años busque por cielo y tierra trabajar en una agencia de publicidad. La pasión a la creatividad me llevó a eso.

Hasta que llegó mi oportunidad… entre en una agencia reconocida que se encargaba de las promociones de grandes marcas… desde Pepsico hasta la cerveceria Quilmes y café Dolca. Estaba adonde siempre soñé estar… me acuerdo un día, estábamos con el grupo de trabajo de la agencia y entramos a un supermercado y todas las gráficas que hacíamos nosotros todos los días, estaban ahí… expuestas en gigantografias. Pero la vida de agencia no era como me habían contado en la facu, la vida de agencia era estar 9 hs y más al frente de una compu, llevarme trabajo a casa y hacer horas extras sin que nadie lo reconozca.

A menos de un año de estar en la agencia me di cuenta que no era lo que quería para mi vida y decidí estudiar fotografía.

No se por qué asociaba la fotografía con viajar y no sabia como ni porque pero quería eso, quería hacer fotos para dejar un poco la compu de lado y viajar… en el curso de foto conocí una colombiana que me contó que tenía una amiga que se embarcaba en cruceros y que siempre necesitaban fotógrafos… esa idea quedo en mi cabeza y ahí cuando ya estaba finalizando el curso de foto empecé a mandar hojas de vida a todas las compañías de cruceros que veía en internet.

Me acuerdo que no se como llegué al contacto de un fotógrafo que estaba embarcado y me decía que ese trabajo era muy difícil, que no era para cualquiera y que no era muy fácil entrar a trabajar en cruceros.

Pero la pasión te mueve, te da ideas, te motiva, te hace creer, te hace soñar… te hace pensar que todo, todo es posible.

Y así fue, aunque nadie creía en mi idea de embarcar y viajar por el mundo sacando fotos, mucha gente se me reía de esa idea alocada… el día menos pensado llegó mi turno.

Mi primer embarque fue en Barcelona. Viaje sola, con 24 años, dos valijas y el mundo entero por delante.

Nunca me voy a olvidar, mi primer día embarcando. Llegue al barco, y me fue a buscar un fotógrafo, el fotógrafo que yo tenía en mi Facebook que me decía que era muy difícil embarcar! Cuando nos vimos nos dimos cuenta que nos conocíamos! Ninguno de los dos podía creerlo… me dijo… “lo lograste!”…

Trabajé 4 años en pullmantur de fotógrafa, sin lugar a dudas fue una de las mejores etapas de mi vida. Si bien en cruceros uno trabaja mucho, también toda la experiencia que uno se lleva es incomparable con la vida en tierra. Te llevas amigos que se vuelven familia, muchas anécdotas, un listado de mundo que se puede tachar por que ya anduviste por ahí (lugares que en tu vida crees que los vas a conocer), mucha experiencia en el puesto que tengas (mi caso en fotografía) y un aprendizaje de vida para toda la vida.

Hace 4 años dejé el mundo de los barcos para dedicarme de lleno a la fotografía en Buenos Aires. La misma pasión y amor que un día tuve por embarcar la trasladé a mi vida en tierra.

La fé, creer, confiar y ser apasionada con mi trabajo es lo que me ayudó a mantenerme firme y trabajar día a día por mis sueños. Hoy trabajo día a día, con pasión, en mi estudio de Fotografía que se llama Yeah! Estudio. Cada día, y más en este país tan inestable, necesito renovar la fé de que todo va a estar bien y solo la pasión y el amor que uno tiene por lo que sueña y hace, hacen que el universo conspire para que todo funcione. Sin fé, sin perseverancia, sin pasión sobre todo,no somos nada, no funciona nada.

La fe, la pasión y la perseverancia son el motor de los sueños, por qué esos tres pilares nos hacen confiar, pensar e inventar como seguir luchando día a día por nuestras metas.

Se que soy un ser especial, que a veces tengo optimismo por demás… pero sobre todo cuando embarqué por primera vez me di cuenta que nada es imposible, que si se lucha los sueños se cumplen y que la vida es eso, ser felices y luchar por nuestros sueños.

Que nada ni nadie te detenga. Sueñes con lo que sueñes, aunque se rían, aunque nadie te tenga fé, creé en vos y en tus sueños, hace todo con pasión, los sueños no llegan solos, hay que salir a buscarlos, hay que trabajar por ellos. No es imposible, el mismo amor va a hacer que trabajes por ello, enamórate de tus ideas, pedile al universo y todo en su justo momento te puedo asegurar que llega.

 

Gracias Eli por dejarme participar en tu blog! Y a quienes quieran seguir mis trabajos

Y viajes pueden hacerlo en http://www.verochfotografa.com

Vero Fografa y Viajera

Fotografa y Viajera

Tags: